The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 register

Titulares

Opinión

Un mundo de distancia

nigeropinion

Nunca hubo equilibrio entre Chile y Nigeria. El gol de entrada, con una larga posesión de los africanos desde el inicio del juego, expuso las distancias que iban a existir entre los rivales.

 

De un lado, un país cuatro veces campeón mundial de la categoría. Del otro, una selección que llegó a la cita máxima con tanta voluntad como ripios producto de una preparación fragmentada, deficiente, tras la gestión con Alfredo Grelak y compañía (¿hubo trabajo, dejó algo?).

Como sea, con el argentino u otro, la brecha entre nacionales y africanos es muchísima. Gente como el portero Udoh, que sacó un par de pelotas difíciles tras el 1-0 de Chukwueze; el mismo volante, el zaguero Zakari o el delantero Osimhen graficaron la distancia entre un equipo juvenil y otro mucho más hecho, con oficio y físico. Los detalles explican el todo. Antes de los 20 minutos, un innecesario penal de Soriano desnudó las falencias de jugadores en pleno proceso de formación frente a adversarios que, a edad similar, tienen más recorrido individual y colectivo. Lanzado a una cobertura sobre la izquierda de la defensa, el zaguero llegó lanzado, exigido… Bastó un roce para que el adversario que entraba cayera... Penal, 2-0. ¿Evitable? Claro, hay tiempo, no es fútbol profesional, pero en el resultado pesa. Apenas reanudadas las acciones y dos goles abajo, Chile buscó un revulsivo, pero otro par de impactos apenas pasados los 60 minutos fueron la lápida.

Dos penales (más otro que Nigeria perdió), un gol de camarín y todo lo que pasó antes y después fueron un resumen nítido acerca de las diferencias entre los antagonistas: los visitantes siempre supieron cuándo y dónde ir con más fuerza, cómo emplear los brazos y cómo desnivelar en un brinco frente a los dirigidos de Ponce. Fondo de juego, al cabo.

La Roja sub 17 tendrá que rearmarse rápido pensando en la definición frente a Estados Unidos el viernes, otra vez en Viña del Mar. Igualados en puntos, pero con peor diferencia de gol, el triunfo resulta vital pero habría que evitar los calificativos tremendistas, aquellos que hablan “de vida o muerte”. Si a esta altura no hay margen para intentar corregir errores y jugar con algo más de margen, ¿entonces cuándo?

Fue goleada, y más drástica de lo que se suponía. Nadie entra a perder (bueno, casi nadie…), pero seguro que el 1-5 estaba fuera de todo cálculo. Números duros pensando en recuperar al equipo para el cierre de grupo, más todavía con las lesiones de zagueros titulares como Monilla y Soto y el desgaste luego de dos partidos. Habrá que echar mano al mayor temperamento posible y apostar por finiquitar las ocasiones. Contra Nigeria las hubo, pero el poder africano resultó abrumador. Frente a Estados Unidos -un rival correcto, pero sin la técnica y el manejo de Croacia ni la exuberancia de Nigeria- esas oportunidades pueden llegar, pero la selección tendrá que recuperar orden, y mucho, para seguir en carrera.

Link Interés

Fútbol Chileno

Todos los derechos reservados. Minuto30.cl@2015

Select style: Red Brown