The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 register

Opinión

EL CAPITÁN POSTERGADO

bravo

Por si quedara alguna duda, el frío abrazo entre el entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, y el arquero y capitán de la Selección Nacional, Claudio Bravo, dejó en evidencia la distancia entre el adiestrador catalán y el guardián de la Roja.

Talvez podría ser de otra forma, pero no debe ser fácil para ningún portero (y menos para Bravo, bicampeón de América, pero de irregular campaña en Inglaterra) saber que sólo será elegido para duelos de menor cuantía, como ante el Leicester por la Copa de la Liga. Eso, mientras ve pasar frente a sus narices los pleitos por la Premier (donde su equipo es líder holgado) o la Champions (donde avanzó a octavos y en el horizonte aparece un adversario de segundo orden, el Basel suizo, duelo en que Bravo perfectamente podría hallar minutos).

Pero ello, se sabe, no va a ocurrir. Guardiola se ha decantado con firmeza con Ederson, incluso en instancias en que el brasileño ha sido puesto a prueba en su físico -como tras la durísima entrada del senegalés Sadio Mané en el 5-0 sobre Liverpool hace unas semanas-. Ni antes ni después Pep ha mostrado dudas sobre cuál es el "1" y cuál el "2" en su consideración de los porteros con que cuenta. Y esto, probablemente, no va sufrir grandes modificaciones. Ederson seguirá siendo el titular y Bravo el suplente, figura en pleitos clase B quizás, y tendrá que estar dispuesto para -y acá podemos parodiar a Bielsa- tragar veneno y seguir.

A veces la prensa especula en demasía y necesita ver fantasmas donde no los hay. Bravo y Pep son tipos duros y nada estipula en sus contratos que deban ser amigos o algo por el estilo. Ambos han tenido sus tiempos y el ex volante, acostumbrado a vestuarios duros, con muchos egos y figuración, no tendrá problemas en postergar a alguien cada vez que sienta que tiene una opción mejor para el puesto. El mismo, llegado el momento de despuntar en el magnífico equipo que formó Cruyff en Barcelona, le ganó la pulseada a otros mediocampistas para terminar siendo el eje de esa escuadra, primero junto a José María Bakero y luego tomando la posta tras el retiro de éste. Como Bravo, otros jugadores en esa plantilla quizás se sentían más capacitados que Pep, pero Cruyff lo eligió a él. Hoy es lo mismo y ganan todos porque, se sabe, sólo pueden jugar 11 a la vez.

Volvamos al inicio. Bravo le ataja el penal a Mahrez y el festejo se desata. Tira una pelota, quizás sacándose la rabia de ver minutos sólo a cuentagotas y separados por meses. Pero no pasa nada, dice luego en comentarios que recoge la prensa. "Es lo que hay", responde cuando le preguntan por su frío abrazo (?) con Pep. Llegará el tiempo de las definiciones en la Premier, la Champions y demases. Bravo seguirá trabajando y esperando. Siempre que Pep lo necesite, le va a responder. Y eso su entrenador también lo debe tener claro.

Link Interés

Fútbol Chileno

Todos los derechos reservados. Minuto30.cl@2015

Select style: Red Brown